El defensive end Mike Taylor III, de 25 años, con 1’89 de altura y 124 kilos de peso, se convierte en el primer refuerzo del
equipo de Oscar Calatayud de cara a la temporada 2021/22.
Taylor III ya vistió la camiseta de Lidertel Badalona Dracs la pasada temporada, siendo un jugador clave en la defensa de
Xus Fernández, realizando un total de 43 placajes, 11 sacks y 1 touchdown en los nueve partidos que disputó con la
camiseta negra y plata, consiguiendo además el título de la Liga Nacional de Fútbol Americano en una final en la que fue
protagonista, al ser una auténtica pesadilla para el quarterback de Black Demons.
Mike se reincorporará a la disciplina del club catalán tras su paso por la ELF, donde está formando parte de los Cologne
Centurions. El equipo alemán lo fichó para la segunda vuelta de la competición, consiguiendo un total de 12 placajes y 5
sacks en los cinco partidos que ha disputado hasta la fecha, a falta de disputar un partido más de la fase regular más los
playoffs, para los que ya están clasificados.
El defensa nació en Shreveport (Louisiana) y se formó en la prestigiosa universidad de Georgetown, donde estuvo hasta
2019. Su mejor temporada en las filas de los Hoyas la tuvo en 2018, al disputar 11 partidos de la NCAA (FCS-Div1),
realizando 36 placajes y un sack, ante universidades como Columbia, Lafayette, Holly Cross o Colgate.
Antes de su paso por los Hoyas de Georgetown, Taylor jugó para los Yellow Jackets de la C.E Byrd, consiguiendo varios
títulos estatales con su instituto, siendo además nombrado AllState y disputando el AllStar de su estado. En el high
school, además de destacar en el football, también practicó con éxito el atletismo.
El entrenador principal Oscar Calatayud define a Mike como “ un grandísimo jugador, con mucha intensidad, excelente
compromiso con el equipo y sobre todo una gran persona, que nos ayudó mucho la temporada pasada a conseguir
nuestros objetivos”.
Por su parte, Xus Fernández, el coordinador ofensivo de Lidertel Badalona Dracs comenta que “Mike fue un gran fichaje
para nosotros. Aportó mucho tanto dentro como fuera del campo. Es un jugador excelente que nos proporciona tanto
placajes contra la carrera, como una gran presión sobre el quarterback rival en jugadas de pase. En la final contra Black
Demons su presión constante sobre su quarterback hizo posible que llegasen intercepciones y pases incompletos. El
factor humano también es muy importante y él nos ha aportado un gran espíritu de sacrificio y ha sido un referente para el
resto de jugadores defensivos a la hora de darlo todo tanto en los entrenamientos como en los partidos. Su trabajo con
sus compañeros de la línea defensiva también ha dado sus frutos y eso se ha notado en la evolución de jóvenes jugadores
como Ezequiel o Evans. Al plantearnos los fichajes de esta temporada, mi primera opción fue intentar que Mike volviera a
Badalona para una segunda temporada y el haberlo conseguido supone un gran logro para nosotros. Estamos muy
contentos con su renovación”.

I’M A DRAC. I’M A CHAMPION.

Translate »